Versión para impresión Versión PDF

 

Tocoa, Colón (Conexihon).- Lo que inicio como búsqueda de oro en forma artesanal ahora se ha convertido en una amenaza para la Biosfera del rio Plátano esto está sucediendo en la desembocadura del rio Guano, situado entre los municipios de Limón e Iriona en el departamento de Colón, al norte de Honduras.

En la desembocadura del rio en mención descarga sus aguas en el rio Tinto Negro, que es el principal afluente que riega el valle de Sico y Paulaya donde está ubicada la Biosfera del rio Plátano.

Hoy en día hay más de 60 maquinas trabajando en la deforestación del  bosque y en la

En junio del 2009, un grupo de técnicos del Instituto de Conservación Forestal (ICF) y del Ministerio Público, realizaron una intensa investigación en la Reserva de Biosfera del Río Plátano (RBRP), detectando que los descombros de los bosques y los ataques a la vida silvestre, continuaban en la más importante área protegida hondureña.

 canalización del río para la búsqueda del oro, sin que ninguna autoridad haya hecho nada por salvaguardar y proteger este recurso natural.

Sin embargo a más de tres años de haberse presentado estos informes, ninguna autoridad ha realizado acciones para castigar y detener estos delitos ambientales, los que más bien se han incrementado.

La Reserva de la Biosfera Río Plátano, que representa casi el 7 por ciento del territorio nacional (810 mil hectáreas), con su rica diversidad biológica y cultural, que incluye cinco grupos étnicos: los miskitos, tawahka y pech, los garífunas y los mestizos, fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como el primero de más de 700 Sitios de Patrimonio Mundial.

Pobladores del sector, que no quisieron ser identificados por temor a represalias, explicaron a Conexihon que este proyecto está siendo manejado por “personas poderosas” de la zona a quienes “no les importa el daño que están causando”.

Algunas personas que han visitado el lugar dicen que es un área donde hay personas fuertemente armadas con armas de grueso calibre con un promedio aproximado de unos noventa hombres que cuidan el entorno y las maquinas.

El temor de los vecinos es que utilicen químicos y destruyan la vida animal del sector como además dañe la salud humana por el uso d e cianuro para extracción de oro.

En los últimos años los descombros  en el departamento de Colón, han sido denunciados, la mayoría se producen en el municipio de Iriona, donde se detectaron casos en los lugares conocidos como: El Venado, Zapotales, Cuyamel, Limoncito, Kinikisne, Sierra Río Tinto, Tulito, Ojo de Agua y Sico Paulaya.