Versión para impresión Versión PDF

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Distintas organizaciones de mujeres en Honduras denunciaron este martes frente a la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa por el aumento de la militarización estadounidense en la región, la violación de los derechos contra migrantes y el desplazamiento de poblaciones por la imposición de proyectos “extractivos” a gran escala, en el marco de la visita del presidente Barack Obama a Centroamérica.

Durante la manifestación se hizo la entrega pública de una carta dirigida Obama, para que sea llevada por medio de su representante diplomática en Honduras Lisa Kubisque el próximo 4 de mayo, cuando se darán cita con los presidentes de la región en la próxima cumbre del Sistema de Integración Centro Americana (SICA) que se desarrollara en Costa Rica.
 
Esta será la segunda visita de Obama a Centroamérica, pues en marzo del 2011 viajó a El Salvador, pero es la primera que realiza a Latinoamérica desde que inició su segundo periodo de Gobierno.
 
El acto acompaña a una serie de acciones que se realizan con la participación de más de 140 organizaciones de la región mesoamericana, en el marco de la visita del presidente estadounidense Barack Obama a México y Costa Rica. 
 
“Lo que estamos planteando en este documento es sobre las políticas de seguridad ciudadana que es importada de Estados Unidos ha fracasado ya que el problema de inseguridad no se resuelve remilitarizando la región ni militarizando la policía ni tampoco haciendo importación de armas a nuestros países” manifestó Suyapa Martínez  la representante de la Red de Defensora de Honduras.
 
La carta 
 
Esta carta manifiesta que es necesario un dialogo regional y a la inversión de fondos para atacar desde sus raíces los fundamentos de la violencia, entendiendo que para muchos ciudadanos y comunidades y el narcotráfico no es causa principal de la inseguridad.
 
Martínez agregó que “la verdadera causa de este problema son las desigualdades sociales que hay en nuestros países donde se concentra la riqueza se reproduce la pobreza y más afectadas las mujeres que son las mayores víctimas de la misma pobreza y violencia en toda sus manifestaciones”.
 
La carta también agrega que la imposición de proyectos extractivos de gran escala en comunidades marginadas no constituye desarrollo así como también la violación de los derechos de los y las migrantes persiste mientras las políticas ignoran las raíces de las causas de migración.
 
La dirigente feminista de barrios en Tegucigalpa Maria Reyes Cartagena sostuvo en declaraciones a www.conexihon.info que entre los problemas que más afectan a las mujeres en la región se encuentran “los asesinatos, la trata de blancas, trata de personas en las comunidades las están asesinando por causa la violencia que esto causa la fuga literalmente de muchos hondureños a emigrar y que las políticas que se están discutiendo en este momento deben de ser más justas”. 
 
Defensores y defensoras de derechos humanos
 
Este documento también agrega que reconozcan y protejan a quienes defienden derechos humanos, con atención específica a las contribuciones de las defensoras mujeres, indígenas y afro descendientes y a los riesgos que enfrentan.
 
Representantes de la Embajada Norteamericana recibieron a las mujeres feministas en la entrada de la sede diplomática  el documento que será llegada a la Embajadora Lisa Kubiske para su respectiva documentación diplomática. 
 
Estados Unidos recomendó este fin de semana a sus ciudadanos que antes de viajar a Honduras consideren que al hacerlo corren un riesgo, porque el crimen y la violencia siguen siendo graves en este país centroamericano.
 
El Departamento estadunidense de Estado mantiene a Honduras y a El Salvador en su lista como los únicos países en Centroamérica peligrosos de visitar, alerta que emitió en noviembre pasado y mantiene hasta la fecha. Honduras, indicó, tiene la tasa de homicidios más alta del mundo y aseguró que San Pedro Sula, segunda en importancia en el país, es la ciudad más violenta del mundo.
 
Nuestro país sufre de una militarización de la lucha contra el narcotráfico apoyada por Estados Unidos la que ha provocado miles de muertes en el país y miles de desplazados económicos que sufren todo tipo de violaciones a sus derechos más elementales en el recorrido migratorio.