Aumenta la demanda de servicios para adultos mayores en Honduras

Versión para impresión Versión PDF

Por Luis Vallecillo

En el marco del Día Internacional del Adulto Mayor en Honduras el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) presentó informes sobre la situación de la vejez del siglo XXI en el mundo y en Honduras que representa una celebración pero a la vez un desafío para las futuras generaciones

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El grupo poblacional de los adultos mayores o personas de la tercera edad aumentarán su participación en relación a la población total lo que implica a su vez una demanda duplicada de servicios para la tercera edad que en el contexto del desarrollo humano no puede pasar desapercibida.

Así lo revela el informe presentado por Marysabel Zelaya Ochoa docente investigadora de la Maestria en Demografia Social de la Universidad Nacional Autonoma de Honduras (UNAH) sobre el "Envejecimiento en Honduras" presentó una caracterización sociodemográfica de este grupo poblacional que permita observar su comportamiento en el periodo 2001, 2005 y 2010 en aspectos como: estructura de la población, características educativas y características económicas.

Durante el periodo de estudio seleccionado se observa que este grupo poblacional tuvo un crecimiento lento pero sostenido, para el caso en el 2001 representaba un 6.7% de población, en el 2005 era de 7.3% y para el 2010 8.8%, presentando un crecimiento de 2.1 puntos porcentuales.

Aunque Honduras ha entrado en un proceso de transición demográfica tardío, los pequeños cambios en la estructura de la población por edad también inciden en el grupo poblacional mayor de 60 años.
Por condición de género, la población adulta mayor en el país está constituida en su mayoría por mujeres, esto en parte se explica porque la mujer tiene una esperanza de vida más alta respecto a los hombres, además los avances médicos y sanitarios han logrado reducir la mortalidad y disfrutar de mayores índices de esperanza de vida.

Según proyecciones realizadas por CEPAL3 la esperanza de vida en Honduras, mostrará incremento pasando de 73 años en el quinquenio 2010- 2015 a 76 años para el quinquenio 2030- 2035. Se observa a la vez que es la mujer la que presenta mayor esperanza de vida respecto al hombre.

El índice de envejecimiento de la población permite apreciar la relación numérica que hay entre niños y adultos mayores. En Honduras para el 2001 había 16 adultos por cada 100 niños y niñas menores de 15 años; para el 2005 se incrementó 2.3% puntos porcentuales y para el 2010, 6.7% puntos porcentuales.

El envejecimiento de la población en Honduras es un fenómeno ligado al proceso de transición demográfica tiene implicaciones sociales y económicas para el país, tambien representa una oportunidad y un reto para la sociedad.

"Una oportunidad por cuanto nuestros adultos mayores siguen jugando un papel activo en la economía y en los procesos de socialización comunitarios, de igual manera es un reto pues sus demandas son diferentes al resto de la población por lo que es necesario que el Estado y los gobiernos locales tomen previsiones ante el crecimiento de este grupo poblacional“, añade.

Vulnerabilidad de los ancianos en Honduras

Se calcula que el 91% de los hondureños mayores de 60 años, unos 640.000, no tiene ingresos, informó hoy la Asociación Nacional de Adultos Mayores (ANAM). De los 700 mil hondureños mayores de 60 años, 640.000 (91%) no tienen acceso a una pensión, el 5% (35.000) tienen una jubilación y el restante 4% (25.000) es atendido por sus familiares, dijo a periodistas el presidente de la ANAM, Julio Torres.  Honduras tiene actualmente 8,2 millones de habitantes, de los que el 8,5% es mayor de 60 años.

Las características sociodemográficas de la población adulta mayor en el país refleja que este grupo se encuentra en condición de vulnerabilidad; para el caso la mayor parte vive en el área rural donde generalmente las fuentes de trabajo son escasas, más de dos tercios son jefes de hogar lo que implica que tienen responsabilidades económicas que atender.

En Honduras existe una Ley del Adulto Mayor, sin embargo, se considera que esta aún tiene vacios y que en la práctica muchos de sus derechos son violentados. Y aunque uno de los logros de las políticas sociales se refleja en el aumento de la longevidad entre la población esto no sólo debe traducirse en vivir más años, sino también en tener calidad de vida.

En Tegucigalpa, decenas de organizaciones y jubilados marcharon este lunes por las calles de esta capital hondureña para exigir respeto a sus derechos y condiciones dignas de vida, para conmemorar el Día Internacional del Adulto Mayor La movilización empezó en la iglesia El Calvario y culminó en la plaza Central Francisco Morazán, aquí en Tegucigalpa exigieron al Gobierno que preside Porfirio Lobo que genere “políticas y programas” que beneficien a las personas adultas del país, de las cuales el 53,3% son mujeres y el 46,7% hombres.

En la manifestación también participaron veteranos de guerra, jubilados y pensionados del Poder Ejecutivo y del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), autoridades de la Direccion General del Adulto Mayor, acompañados de estudiantes de varios colegios capitalinos.

Contexto Mundial

El informe exhorta a que los gobiernos adopten medidas urgentes para responder a las generaciones que serán próximas en convertirse en Adultos Mayores ya que la proyección es que un 80% de edad de todo el mundo vivirán en países de desarrollo hacia el año 2050 y que además en ese año habrá mas personas mayores de 60 años que menores que 15 años.

Muchos países en el mundo han logrado importantes avances adoptando nuevas estrategias y políticas además de planes y leyes sobre envejecimiento estableciendo planes de pensiones sociales.

Contraste a esto se completa de que en el mundo numerosas personas de edad son objeto de persistente discriminación malos tratos, y violencia por ello el papel del estado a las entidades de la sociedad civil y al público en general a que colaboren para eliminar esas prácticas destructivas y efectúen inversiones en las personas de la tercera edad.

El envejecimiento constituye un triunfo del desarrollo; y el aumento de la longevidad es uno de los mayores logros de la humanidad, las personas tienen vidas más largas debido a las mejoras en la nutrición, el saneamiento, los adelantos médicos, la atención de la salud, la educación y el bienestar económico.
 
La esperanza de vida al nacer es en la actualidad superior a 80 años en 33 países; hace solamente cinco años, habían llegado a ese hito únicamente 19 países.

En la actualidad, solamente el Japón tiene una población de personas mayores superior al 30% del total; se prevé que hacia 2050, 64 países se habrán sumado al Japón con poblaciones de personas mayores superiores al 30% del respectivo total.

Las oportunidades que ofrece esta transición demográfica son tan amplias como las contribuciones que puede aportar a la sociedad una población de personas mayores que tenga actividad social y económica, viva en condiciones de seguridad y sea saludable.

Antecedentes Demográficos

En 1950, había en todo el mundo 205 millones de personas de 60 o más años de edad. Hacia 2012, la cantidad de personas de edad llegó a casi 810 millones. Según las proyecciones, ha de llegar a 1.000 millones dentro de menos de diez años y ha de duplicarse hacia 2050, cuando llegaría a 2.000 millones. Hay pronunciadas diferencias entre distintas regiones.

Por ejemplo, en 2012, un 6% de la población de África tenía 60 o más años de edad, en comparación con 10% en América Latina y el Caribe, 11% en Asia, 15% en Oceanía, 19% en América del Norte y 22% en Europa.

Se prevé para 2050 que un 10% de la población de África tendrá 60 o más años, en comparación con 24% en Asia, 24% en Oceanía, 25% en América Latina y el Caribe, 27% en América del Norte y 34% en Europa.