Versión para impresión Versión PDF
Uno de los argumentos de la Corte Suprema de Justicia es que “se procederá a formular reproche contra quienes abusando del derecho a la libertad de expresión comprometan la seguridad del Estado.
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La Corte Suprema de Justicia (CSJ)  sentenció como hechos probados que la decana de la Facultad de Ciencias Económicas, Belinda Flores, cometió un acto irregular mientras fungió como secretaria general de la dependencia que ahora dirige.  Por esos hechos probados, a través de un recurso de casación, la Corte Suprema de Justicia liberó del delito de difamación al presidente de la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Adunah), Guillermo Ayes, y al maestro Carlos Gustavo Villela.
 
Aunque la sentencia de la Corte Suprema aún no está firme, este veredicto dictado por la Sala Penal -en nombre del Poder Judicial- refrenda el fallo del Tribunal de Sentencias de Francisco Morazán.  El Tribunal de Sentencias “dio por probado que la señora Belinda Flores de Mendoza, funcionaria pública extendió equivalencias de asignaturas a alumnos de la Facultad de Ciencias Económicas, bajo la forma de compensación, sin seguir los procedimientos establecidos por el Consejo Universitario, ello implica un acto irregular, proceder meritorio de reproche público”, dice el hecho probado quinto, en debate oral y público.
 
En un país con nueve de cada diez casos impunes, la irregularidad cometida por Flores que trascendió desde 2006 no sería noticia nuevamente sino es porque ahora está demostrada ante el máximo tribunal y porque  la Corte libera a las fuentes de información del periodista, Julio Ernesto Alvarado.  Pero en un hecho sin precedentes,  el comunicador es inhabilitado para ejercer la profesión, por un año y cuatro meses que dura la condena principal de prisión que debería cumplir en la Penitenciaría Nacional, unos 20 kilómetros al norte de la capital. 
 
Aunque el delito es conmutable, es decir que el periodista puede pagar 10 lempiras por cada día que debía estar preso para evitar ir a la cárcel, no podría ejercer su libertad de expresión si la condena queda firme.  En el Tribunal de Sentencias, Alvarado fue declarado inocente, empero la Corte Suprema –a través de la Sala Penal- le dio vuelta al juicio que sigue su curso procesal y si queda firme, otros periodistas podrían correr la misma suerte.
 
El escándalo
 
Este caso tuvo su origen en las denuncias que  Villela hizo cuando Belinda Flores optaba a ser electa decana y acudió al programa Mi Nación del periodista Alvarado. A las denuncias de Villela se sumaron los cuestionamientos de Ayes. 
 
Uno de los informes de la UNAH, dados a la Secretaría General cita que “se detectaron algunas irregularidades en la tramitación de equivalencias en la Facultad de Ciencias Económicas en 5 casos en que se documentó al secretario general, al abogado Adalid Rodríguez, sobre personas que no ingresaron sus equivalencias a través de Secretaría general como corresponde sino que se llevaron a la oficina de Registro con el visto bueno del secretario de la Facultad. Por la naturaleza del contenido no compatible de las  asignaturas aprobadas por equivalencia,  las mismas no procedían”.
 
El 16 de marzo de 2006, se acordó nombrar una comisión especial para supervisar, inventariar e informar sobre los documentos que se tramitan en la Secretaría General de la UNAH para garantizar un proceso ordenado de transición a las nuevas autoridades.
 
Irregularidades
 
A través del Informe de la Comisión Especial de Supervisión de Secretaría General, elaborado por Virginia Rivera, Antonio David, Armando Hernández, María Paniagua se dieron a conocer irregularidades encontradas en la revisión de expedientes de graduación:
 
 
Cinco casos cuestionados
 
El 19 de abril de 2006, otro informe (interno de la UNAH), revela que atendiendo instrucciones del secretario general, el abogado Adalid Rodríguez Reyes se procedió a revisar con detenimiento los expedientes de graduación:
 
Caso No. 1 
Milton Raúl Mendoza Rosa
 
El 28 de febrero, mediante nota dirigida al licenciado Conrado Rivera, coordinador del Centro de Orientación del departamento de Administración de Empresas, la licenciada Belinda Flores de Mendoza, en su condición arriba indicada otorgó compensación de las unidades valorativas de la siguiente manera:
 
DAE-935 comercio electrónico 4 U.V. por RR-171 Arte y Deportes 3 U.V.
 
Compensación que se realizó en fecha posterior al día de la certificación final de notas, extendida por la Oficina de Registro el 22 de febrero de 2006.
 
Se ha buscado en las actas del Consejo, alguna resolución donde se faculte o autorice que alguna unidad académica realice de manera automática la compensación  unidades valorativas sin seguir con los procedimientos establecidos para estos efectos, por cuanto es una atribución del Consejo Universitario en su momento y actualmente por la Comisión de Transición de la UNAH, por disposiciones de la ley.
 
Es decir, entonces que bajo ninguna circunstancia funcionario alguno está  facultado para tomar decisiones sobre este particular, además de lo anterior, considero inapropiado que luego de la certificación final de notas se emita una resolución sobre asignaturas cuando se supone que la certificación de estudios, se extiende una vez que el estudiante ha concluido con el pensum académico correspondiente a la carrera. 

 
 
Caso No. 2
José Arnulfo Elvir Núñez
 
En fecha 27 de febrero de 2006, en  nota dirigida a la misma persona arriba mencionada y dirigida por la misma autoridad de Ciencias Económicas se le otorgó compensación de unidades valorativas de la siguiente manera:
 
DAE 930 Finanzas públicas 4 U.V. por BI 130 educación ambiental 3 U.V.
 
En cuanto a la compensación tiene las mismas características que el caso anterior, además hay que destacar que la certificación de notas fue extendida a los 31 días del mes de octubre de 2005 y la compensación, fue otorgada el 27 de febrero de 2006.
 
Caso  No. 3
Melbin Enrique Matute Velásquez
 
En fecha 6 de octubre de 2005, en nota dirigida a la licenciada Ondina Rheimbolth, coordinadora del departamento de Contaduría pública y Finanzas, dirigida por la licenciada Flores de Mendoza donde se concede compensación de unidades valorativas de la siguiente forma:
 
DAE 510 Fundamentos de calidad total 4 U.V. por HH-101 Historia de Honduras 4 U. V. 
 
Hay que señalar que de conformidad con el acuerdo 63-91-CUO del 27 de marzo de 1991, adoptada por el Consejo Universitario y que consta en el acta 695, la asignatura Historia de Honduras tiene carácter de obligatorio y a partir del primer semestre de 1992, razón por la cual no procede ni equivalencia ni compensación con ninguna otra asignatura con esta materia, en este caso es importante manifestar lo siguiente que la solicitud para que se le extienda el título, la presentó el 13 de marzo de 2006 y la carta de egresado el 20 de marzo de 2006, cuando se supone que el egresado presenta la solicitud de título, acompañado de los requisitos administrativos y académicos exigidos.
 
Caso No. 4
Glenda Beneranda Vásquez Carrasco
 
Con fecha 9 de noviembre de 2005, una nota dirigida al licenciado Corado Rivera en la misma condición arriba señalada, la licenciada Flores de Mendoza  concede compensación de unidades valorativas de la siguiente manera:
 
DAE 935 Comercio Electrónico 4 U. V. por HH101 Historia de Honduras 4 U. V. 
 
En este caso prevalecen los argumentos ya señalados, en cuanto a la carta de egresados ésta fue extendida el 14 de marzo de 2006 y la solicitud que la egresada presentó tiene fecha del 10 de marzo de 2006.
 
Caso No. 5
Ángel Ernesto González Sánchez
 
Con fecha 6  de junio de 2005, en nota dirigida a la licenciada Rheimbolth, en la condición ya señalada la licenciada Flores de Mendoza concede compensación de unidades valorativas de la siguiente manera:
 
DAE 510 Fundamentos de calidad total  4 U.V. por HH101 Filosofía 4 U.V.
 
Se hace nota que el código de la asignatura de filosofía 1 es FF 101 y no HH101 que corresponde a la asignatura de Historia de Honduras. Finalmente, quiero puntualizar en lo siguiente que en las normas académicas de la educación superior no existe la figura de la compensación y se habla expresamente de equivalencias y también en las  normas académicas de la UNAH se habla de equivalencias, sin embargo, se han definido en la institución algunos criterios en relación a la compensación de unidades  valorativas las cuales deben de otorgarse para satisfacer requerimientos de graduación y debe de hacerse con asignaturas que sean afines en su contenido, además de lo anterior debe de hacerse en consultas con la dirección de docencia y desde luego ser aprobados por el organismo competente.
 
b) Cuando las equivalencias son aprobadas por el organismo competente, la Secretaría General certifica el acuerdo correspondiente y se remite a la oficina de Registro a fin de que están incorporadas de manera literal en la certificación final de notas y no en un documento separado.
 
C) No obstante lo anterior, sería procedente que las autoridades de Ciencias Económicas presentaran el sustento legal que respalda las acciones por ellos realizados.
 
A través del oficio DCET 130 del 13 de junio de 2006, Belinda Flores le dice al entonces rector universitario,  Raúl Santos:
 
“Estimado doctor en relación a los casos de los estudiantes que cursaron asignaturas por compensación de unidades valorativas cuyo trámite de graduación se suspendió a fin de emitir  un dictamen, dichos estudiantes matricularon las asignaturas generales que fueron objeto de compensación a fin de que no se ponga en duda la validez de su grado académicos, por tanto estos estudiantes tendrán muchas más unidades académicas que las que requiere su plan de estudio”.  Sin embargo, las compensaciones de unidades valorativas fueron dadas por ella misma el 28 de febrero de 2006, a los estudiantes mencionados.
 
 
 
“Decana sin todos los requisitos legales”
 
El 13 de junio de 2006, la Adunah, dirigida por Ayes, cuestionó que se violentó el artículo 31 numeral 3 de la Ley Orgánica de la UNAH que se desconoció el informe de la comisión, nombrada el 16 de marzo de 2006 y se seleccionó una persona que no reúne requisitos establecidos en la ley.
 
Esta última referencia tiene que ver con la sesión extraordinaria del 22 de mayo de 2006 por el Consejo General de Carrera Docente, a partir de las 9:35 de la mañana, en el salón Ramón Oquelí del edificio número 1 y cuya acta relata el nombre de los miembros reunidos para evaluar los requisitos de los aspirantes a la decanatura de la Facultad de Ciencias Económicas y Contables. Se evaluaron varias hojas de vida:
 
“Belinda Flores de Mendoza, hondureña, mayor de 30 años, docente desde 1982, profesor titular III (no lo acredita), jefe del departamento de Mercadotecnia, ostenta el título de Maestría en  Administración de Empresas, extendido por el Tecnológico de Monterrey y licenciatura en Administración de Empresas no acredita estar en el ejercicio de sus derechos civiles.
 
Carlos Gustavo Villela, hondureño, mayor de 35 años, profesor titular IV labora en la UNAH desde 1978, ostenta el título de doctor en Ciencias Sociales con orientación en gestión del Desarrollo, Máster en economía agrícola, licenciado en economía y otra en Ciencias Jurídicas y Sociales no acredita estar en el uso de sus derechos civiles ni acredita documentos sobre su solvencia moral”.
 
La misma acta dice que sólo una aspirante cumplió todos los requisitos. “La licenciada Galves informa que el único expediente que se presentó completo es el de la licencia Miriam Elizabeth McCormick Hernández de Osorio, por tanto se acuerda enviar una nota en la cual se le notifica a la Comisión de Transición”.
 
El 18 de diciembre de 2007, el comisionado de la Comisión Transición de la UNAH, Juan Arnaldo  Hernández (pariente del actual presidente de la República) extiende un informe que hace constar que  Flores fue sometida a un proceso de selección.